Usted está aquí:noticias

Mientras España se afana por extender el ancho de vía estándar europeo dentro de la Península Ibérica, un proyecto que es en cierta medida contrapuesto, y que está impulsado directamente desde el Kremlin, pretende hacer que el ancho de vía ruso penetre en el corazón de Europa, hasta el mismo corredor del Danubio.

Nuevo capítulo de la extraña situación provocada por la liberalización del ferrocarril en Reino Unido. ScotRail, la marca bajo la que el ejecutivo británico engloba a todos los servicios ferroviarios prestados dentro de las fronteras de Escocia, y cuya operación se adjudica en concesión al mejor postor, ha terminado en manos de los ferrocarriles de Países Bajos.

SNCF, la empresa pública ferroviaria francesa encargada de prestar el servicio de transporte de viajeros en Francia (y pronto también de la gestión de la infraestructura), ha hecho públicos y accesibles los datos de posición de sus trenes, lo que permitirá conocer a todos los usuarios cuál es la situación de los vehículos en tiempo real y observar de un vistazo en un mapa el comportamiento del tráfico ferroviario.

Thello, la operadora de servicios ferroviarios internacionales controlada al 67% por la empresa pública Trenitalia, y en la que también participa la cuasi pública francesa Transdev, ha confirmado al fin la fecha de apertura de sus primeros servicios en la Costa Azul. Desde el próximo 14 de diciembre, y usando material rodante convencional, Thello penetrará desde Italia en territorio francés con una única frecuencia diaria por sentido entre Milán y Marsella, frente a las tres que había anticipado hace sólo un año.

Network Rail, el administrador de infraestructuras británico que hasta ahora operaba fuera del ámbito de la contabilidad nacional, ha pasado a depender íntegramente de los contribuyentes británicos. Desde el pasado lunes, éstos ya pueden presumir de que su sistema ferroviario atesora nada menos que 43.000 millones de euros en deuda, y de que la mitad inferior del sistema vía+tren ha sido, a todos los efectos, nacionalizada.

El proyecto para la construcción de una línea de muy alta velocidad entre San Francisco y California ha superado este verano el enésimo escollo puesto en su camino por los numerosos grupos de presión interesados en que no salga adelante, y ha recibido además un espaldarazo muy esperado por parte del Gobierno Federal.

La red de alta velocidad de Turquía ha comenzado a tomar forma este verano, tras la apertura de una nueva sección que permite conectar, al fín, sus dos ciudades más importantes: Ankara y Estambul. La nueva sección, de doble vía de ancho internacional y electrificada a 25 kV CA, fue inaugurada el 25 de julio justo a tiempo para las elecciones presidenciales del 10 de agosto, con trenes de la fabricante CAF.

El Legislativo francés aprobó esta semana la reforma del sector ferroviario, en virtud de la cual desaparece el administrador de infraestructuras RFF y toda la gestión de la red vuelve a manos de la operadora pública SNCF.

La operadora federal Amtrak ha abierto el proceso para la compra de hasta 28 trenes de muy alta velocidad que irán destinados a complementar la flota del servicio Acela Express en el corredor Noreste, que conecta la capital de Estados Unidos con Nueva York y Boston.

La tan cacareada proyección exterior del sector ferroviario español, bandera de incontables discursos prefabricados y ya instalada en el kit de lugares comunes en prensa, no es más que un relumbrón, como se puede comprobar con sólo mirar de vez en cuando hacia fuera. Un exhaustivo estudio sobre el mercado publicado por la alemana SCI Verkehr revela que no hay ningún fabricante de material rodante con sede en España que esté entre los diez primeros del mundo.

Presionada por los dos estados sobre los que cabalga (y forzados éstos a su vez por la Comisión Europea) la propietaria del túnel bajo el Canal de La Mancha va a rebajar las tarifas que le cobra a los demás operadores ferroviarios de mercancías y que, siguiendo las reglas de todo buen monopolio privado, hasta ahora mantenía en un nivel intencionadamente alto.

National Express, la compañía responsable del mayor fiasco asociado a la liberalización del sector ferroviario en Reino Unido, ya está lista para operar en España a través de su filial Alsa, tras obtener ésta la licencia de empresa ferroviaria de manos del Ministerio de Fomento.

Después de años de tribulaciones políticas, financieras y judiciales, el proyecto para construir una línea de muy alta velocidad en California ha vuelto a toparse con los ataques de numerosos grupos opositores que, si no amenazan con descarrilar el proyecto, es casi seguro que sí conseguirán retrasarlo de nuevo. Al otro lado de las Rocosas, mientras tanto, una compañía privada impulsada por la japonesa JR Central ha dado pasos decisivos en los últimos meses para tender un corredor entre Houston y Dallas. ¿Podría Texas ser el primer estado de la Unión en contar con alta velocidad ferroviaria, en lugar de California?

Copyright 2011. Joomla 1.7 templates. 2003-2012 - Fernando Puente