Usted está aquí:noticias·alta velocidad·SNCB y NS anulan el pedido de 19 trenes V250 y dejan herida de muerte a AnsaldoBreda

Lunes, 10 Junio 2013 02:00

SNCB y NS anulan el pedido de 19 trenes V250 y dejan herida de muerte a AnsaldoBreda

Escrito por 
Tren V250 fabricado por AnsaldoBreda en Rotterdam, Países Bajos Tren V250 fabricado por AnsaldoBreda en Rotterdam, Países Bajos Henk Kosters en Flickr. cc-by-nc-sa

La empresa pública de ferrocarriles belga anunció el 31 de mayo su decisión de rescindir unilateralmente el pedido de los tres trenes V250, aduciendo un flagrante incumplimiento de contrato y anticipando que buscará compensaciones económicas, si es preciso, en la vía judicial.  Exactamente una semana después, el gobierno neerlandés confirmaba que cancelará su parte del contrato, que ascendía a 16 trenes más, y por el que ya había pagado 120 millones de euros.

En una presentación a los medios de comunicación el consejero delegado de la SNCB/NMBS, Marc Descheemaecker, resumió el calibre del desaguisado con imágenes en las que se podían ver, entre otros detalles, una batería quemada bajo la cabina de pasajeros, cableado sin aislante y un sistema de alarma congelado.

Las fotografías formaban parte de sendos informes externos, uno encargado por la belga a Concept Risk y otro contratado junto a NS con Mott MacDonald, que aluden a una larguísima lista de problemas. Las consultoras encontraron puertas sin sujeción, fugas de agua, daños en los bajos de las cajas de los coches causados por la nieve y el vuelo del balasto, así como defectos en el cableado eléctrico e incendios de tipo eléctrico causados por las baterías. De forma aún más inquietante, los informes llegan a mencionar un sorprendente nivel de corrosión, así como fallos de diseño en las estructuras de topes y enganche de los vehículos.

"Este tren, al igual que su fabricante, no es fiable. E incluso si AnsaldoBreda colaborase, harían falta (como mínimo) 17 meses de trabajo para que el tren estuviese listo: es demasiado. La fabricante acumula ya 6 años de retraso en su entrega", afirmó Descheemaecker, que anticipó la intención de su empresa de iniciar acciones judiciales contra AnsaldoBreda: "reclamaremos por los daños y los intereses... sin duda varios millones de euros". Hasta la fecha, SNCB/NMBS había abonado ya 36 millones de euros.

Las imágenes presentadas por Descheemaecker no correspondían a una de las tres unidades V250 encargadas por su empresa, puesto que éstas nunca llegaron a las manos de SNCB/NMBS, sino que fueron tomadas bordo de una las 9 ramas entregadas hasta la fecha como parte del pedido de 16 V250 idénticos adjudicados por la operadora neerlandesa NS en 2004 con la intención de ponerlos en vía en 2007 en el servicio de alta velocidad y nueva creación Fyra, y que no comenzaron a prestar servicio en la ruta Amsterdam-Bruselas hasta diciembre de 2012.

Entonces, y en un periodo de poco más de un mes, la corta flota disponible y los continuos fallos en vía terminaron por agotar la paciencia de ambas empresas públicas estatales, que decidieron a finales de enero suspender indefinidamente el servicio Fyra, enviar los V250 a depósito, y dar un ultimátum a AnsaldoBreda para que resolviese de forma inmediata todos los problemas que presentaban las 9 unidades entregadas hasta la fecha.

 

Países Bajos también rescinde su contrato

La rescisión del contrato por parte de la operadora belga es independiente del pedido de NS, la operadora neerlandesa, que justo una semana después recomendaba al Gobierno de Países Bajos seguir los pasos de su homóloga al sur del Rin, y rechazar de plano el contrato.

Pese a que la neerlandesa siempre fue la principal interesada en los servicios internacionales (de hecho domina el capital de la operadora de Fyra, NS Hispeed, con un 90%), y aunque a diferencia de SNCB/NMBS (que no llegó a recibir ni una sola de las ramas contratadas), NS tenía ya en su parque las mismas 9 unidades que llevaron a Fyra al fiasco el pasado mes de enero, el gobierno de Países Bajos decidió finalmente optar por la vía más agresiva y rescindir totalmente el contrato.

El ejecutivo neerlandés señalaba, al dar a conocer su decisión, que el tren no se ajusta a los requisitos operativos, y añadía que el Gobierno de Países Bajos cuenta con suficientes argumentos como para respaldar las conclusiones tanto de NS como de SNCB/NMBS respecto a que la fabricante italiana ha entregado un producto defectuoso, y además lo ha hecho con un retraso que se acerca al lustro.

Sin dejar claro si acudirá a la vía judicial para reclamar una compensación por daños, como ha dado a entender la operadora belga, NS sí ha confirmado que intentará que le sean reintegrados los 120 millones de euros que ya había abonado, aunque ha anticipado que no puede asegurar que consiga recuperar esta suma.

La decisión final de NS sobre los V250  ha puesto otro clavo más en la tapa del ataúd de la fabricante italiana, que se enfrenta a los mismos problemas que el grupo del que forma parte: Finnmecanica. A comienzos de la semana pasada el ministro italiano de industria reconocía el interés del Gobierno en vender cualquier unidad del grupo (en el que tiene una participación del 30%) que no formase parte del negocio de defensa. AnsaldoBreda incluida.

 

 

Esta información fue publicada originalmente el 3 de junio de 2013,
y fue editada el 10 de junio para incluir en ella los datos  relativos a la cancelación
del contrato de suministro de 16 trenes por parte de Nederlandse Spoorwegen (NS)

 

Copyright 2011. Joomla 1.7 templates. 2003-2015 - Fernando Puente