Usted está aquí:noticias·convencional·Bombardier sube un escalón y comienza a operar trenes en el corazón político de EEUU

Jueves, 25 Octubre 2012 09:18

Bombardier sube un escalón y comienza a operar trenes en el corazón político de EEUU

Escrito por 
Un tren de MARC volviendo a Baltimore desde Washington D.C. Un tren de MARC volviendo a Baltimore desde Washington D.C. John H Gray en Flickr. cc-by

La fabricante de trenes Bombardier se ha lanzado al mercado del transporte de viajeros en Estados Unidos, tras resultar adjudicataria de un contrato para operar y mantener dos de las tres líneas de cercanías que componen el sistema de cercanías MARC, y que conecta la capital de la unión, Washington D.C., con el estado adyacente de Maryland y su ciudad más grande, Baltimore, así como con Martinsburg (situada aguas arriba junto al río Potomac y ya en territorio de Virginia occidental).

La prestación del servicio durante cinco años y ocho meses en las líneas Camden (Washington D.C.-Baltimore) y Brunswick (Washington D.C.-Martinsburg) ha sido adjudicada por la Administración de Transporte público de Maryland (MTA) a la empresa canadiense por cerca de 205 millones de dólares. Bombardier sustituirá a la empresa de cargas CSX, que continuará siendo la propietaria de las vías, pero que había expresado en varias ocasiones la voluntad de abandonar el servicio que había venido prestando desde hace tres décadas. 

El contrato incluye además una opción para renovarlo a su término por otros cinco años, por otros 205 millones. La fabricante se encargará no sólo de la prestación del servicio, que sólo funciona de lunes a viernes, sino que además deberá mantener en perfecto estado el material rodante (locomotoras y coches convencionales que son propiedad de la MTA), así como la infraestructura de CSX en ambas rutas. La tercera línea del sistema MARC, conocida como Penn Line, seguirá siendo operada por su parte por la empresa pública federal Amtrak.

Pese a que el contrato entró en vigor el pasado 18 de octubre, se ha acordado un periodo de transición que durará ocho meses. En ese tiempo, el personal que actualmente trabaja para CSX en las líneas cuya concesión se ha renovado habrá podido elegir, según Bombardier, si desea abandonar la actividad o integrarse entre el personal de la nueva concesionaria.

Al adjudicar el contrato, la MTA no sólo ha tenido en cuenta el precio ofertado por la fabricante de trenes, sino también su relación anterior. La Autoridad encargó el pasado año a Bombardier la construcción de 54 coches de doble piso que irán destinados precisamente al sistema MARC, y anteriormente la canadiense ya había resultado adjudicataria del contrato para la reforma y mejora de otros 34 coches de un único piso.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir la información requerida con la marca (*). No está permitido el Código HTML.

Copyright 2011. Joomla 1.7 templates. 2003-2012 - Fernando Puente