Usted está aquí:noticias·mercancías·Canadá retira la licencia a la operadora involucrada en el desastre de Lac-Mégantic

Miércoles, 14 Agosto 2013 16:36

Canadá retira la licencia a la operadora involucrada en el desastre de Lac-Mégantic

Escrito por 
Vista aérea del lugar de Lac-Mégantic tras el accidente Vista aérea del lugar de Lac-Mégantic tras el accidente Sûreté du Québec en Wikimedia Commons. cc-by-sa

La Agencia del Transporte de Canadá (CTA en sus siglas en inglés) ha anunciado esta semana que retira la licencia para operar en todo el país a la ferroviaria de cargas estadounidense Montreal, Maine & Atlantic Railway (MMA), uno de cuyos trenes, cargado con petróleo crudo, causó la muerte de 47 personas en la localidad quebequesa de Lac-Mégantic.

La decisión, teóricamente independiente de la investigación que actualmente lleva a cabo la TSB, agencia encargada de determinar las causas del descarrilamiento y la posterior explosión de un tren sin conductor el pasado 6 de julio, se ha tomado tras comprobarse que la compañía ya no dispone de un seguro que cubra los posibles daños a terceros.

En un comunicado, la CTA ha señalado que "ha revisado la cobertura de la compañía y la información adicional provista por ésta, y no se ha podido comprobar que MMA y (su filial canadiense MMAC) hayan repuesto dicha cobertura frente a terceros al mismo nivel con el que estaban aseguradas antes del descarrilamiento, ni tampoco que cuenten con capacidad financiera suficiente para cubrir la parte de responsabilidad (que la legislación local permite a las empresas) asegurada por la propia empresa".

El anuncio no prejuzga si MMA cuenta o no con capacidad para hacer frente, en caso de que se determine su responsabilidad, a los daños ya provocados por el accidente de Lac-Mégantic, sino que sólo hace referencia al hecho de que la empresa ha sido incapaz de encontrar nuevas aseguradoras que garanticen la cobertura obligatoria a futuro.

La CTA reconoce, sin embargo, que será necesario revisar las vigentes reglas sobre aseguramiento obligatorio, en respuesta a las informaciones que señalaban que las coberturas exigidas actualmente no se corresponden con los riesgos, incrementados a causa de la explosión en la demanda de petróleo crudo procedente de fuentes no convencionales, como el extraído mediante 'fracking'.

El siniestro ha provocado en todo caso la ruina de MMA, que el pasado 7 de agosto solicitaba la apertura de sendos procesos concursales tanto en Estados Unidos como en Canadá, alegando como principal causa las reclamaciones de daños ya por el accidente,.

La CTA ha autorizado a MMA a que continúe sus operaciones hasta el 20 de agosto, con el objetivo de permitir que el cese de las operaciones de la empresa se haga de forma ordenada y escalonada, evitando ulteriores perjuicios a sus clientes o a la ordenación del tráfico ferroviario.

El accidente de Lac-Mégantic ha provocado una oleada de reformas en las reglas de seguridad y operación de los ferrocarriles no sólo de Canadá, sino también de Estados Unidos.

En las últimas semanas Canadá ha impuesto así la obligatoriedad de que los trenes que transporten mercancías peligrosas como el petróleo crudo cuenten siempre con dos maquinistas, además de clarificar y reforzar las reglas para la inmovilización de este tipo de trenes durante periodos prolongados, imponiendo por ejemplo el requerimiento de que los mandos que regulan el sentido de la marcha de los trenes (inversor) sean extraíbles y se retiren cuando la cabina no esté ocupada.

En Estados Unidos se han detallado de forma extrema los procedimientos necesarios en aquellos casos en que los trenes de este tipo sean apartados y no estén vigilados, y la agencia ferroviaria federal (FRA) ha reconocido la necesidad de regular y ampliar la información disponible acerca de la composición química de los graneles líquidos procedentes de la extracción de hidrocarburos mediante métodos no convencionales, por la posible presencia de elementos corrosivos o con alta volatilidad en el crudo transportado.

 

Copyright 2011. Joomla 1.7 templates. 2003-2015 - Fernando Puente